Editorial

Anastasio Gallego

Resumen


Uno de los quehaceres de la Universidad y de los docentes de la misma, es hacer público lo que se hace, piensa y reflexiona dentro de sus muros y sus aulas. Por eso “publicar” una revista va más allá de su contenido. Es hacer público lo que se dice y se enseña.

Hoy está en cuestión la tarea universitaria o académica. El movimiento estudiantil chileno, el colombiano, el mexicano han vuelto a poner en el tapete el tema de la educación universitaria y todo su entorno: costos económicos; salidas profesionales; relación universidad y sociedad (para unos), universidad y mercado (para otros), etc.

En nuestro país es tema de todos los días: la Ley Orgánica de Educación Superior con todas sus exigencias, la evaluación y acreditación de centros y programas de estudio están sacando a la luz el tema del rol de la universidad en la llamada “sociedad del conocimiento”, o como dicen otros autores “la sociedad de la ignorancia”.

Los avances científicos y tecnológicos que nos hacen sentir orgullosos del pensamiento y talento humanos también nos hacen cuestionar el uso y abuso que se puede hacer de ellos. Estos avances son utilizados para descubrir nuevos caminos de curar enfermedades, pero también de producir armas biológicas (nunca peor usada esta palabra: bio=vida, para causar muerte), o para vigilar los más recónditos lugares de la intimidad humana.

Los espectáculos que dan los países en sus crisis económicas o sus crisis bélicas, nos deben llevar a pensar que los diseñadores de tales armas o sistemas económicos se formaron en las universidades.

La revista de la USM que tiene el lector en su pantalla forma parte del esfuerzo de “hacer público” lo que diferentes docentes de la USM piensan y enseñan. Por eso, los temas van desde las empresas familiares, la enseñanza de matemáticas, la propia enseñanza universitaria, el estudio de la Tasa Interna de Retorno y la ética en el mundo empresarial. Temas todos de interés.

Estos temas, son primeros esfuerzos de futuras investigaciones que nos lleven a analizar temas de estudio y temas de la vida real de la empresa y personas. Por eso, trabajar el tema de las empresas familiares es de importancia en el momento que atraviesa nuestro país que habla del cambio de la matriz productiva. No menos atractivo es el tema de la enseñanza de matemáticas, tema central si el país quiere cambios profundos en su concepción de la economía. Un profesor universitario de gran profundidad, decía que "un país que no estudie matemáticas y física está condenado al subdesarrollo".

Y vital para la sobrevivencia de la actividad económica, entendida como “la administración de la casa”, es la práctica de la ética empresarial. O creamos un tejido empresarial ético, o seremos pasto de la corrupción, la desconfianza y la criminalidad. La sola presencia de policías en las calles, no asegura tranquilidad. Una sociedad con principios éticos respira confianza.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.